El dormir en la pandemia por COVID-19

24 de noviembre de 2020
hoto of sleeping young woman lies in bed with eyes closed.

Según la revista Pesquisa Fapesp de mayo de 2020, sólo en los primeros cuatro meses de este año, ocho mil artículos científicos relacionados con la covid-19 fueron indexados por la base de datos PubMed, más de setenta medicamentos fueron evaluados contra el virus SARS-CoV-2 y se empezaron a probar las primeras vacunas en humanos. La misteriosa pandemia, que provocó que el mundo se encerrara en cuarentenas para frenar la propagación del virus y que se ralentizaran las economías, sigue generando más preguntas que respuestas. El miedo a lo desconocido, la ansiedad, las rutinas modificadas y las incertidumbres generadas por la invasión del nuevo coronavirus se sienten en muchos sectores y muchas personas están enfrentando dificultades en un aspecto fundamental para la calidad de vida y el sistema inmunológico: una buena noche de sueño.

Los datos obtenidos por los científicos revelan que en esta etapa las personas pueden estar durmiendo más, pero con un dormir de menor calidad, además de la aparición de sueños extraños. Una encuesta reciente realizada en colaboración entre la Universidad Federal de Rio Grande do Sul (Brasil), la Fundación Oswaldo Cruz (Brasil) y la Universidad de Valencia (España) titulada “Hábitos saludables y estilo de vida durante la pandemia COVID-19” , demostró que la mitad de los brasileños declararon haber sufrido algún tipo de alteración del sueño, como el insomnio.

Además, los trastornos del sueño que precedieron a la pandemia pueden volverse más evidentes en esta etapa y las personas que nunca han tenido quejas al respecto pueden estar experimentando los primeros signos de que algo no va bien. “El estrés, la preocupación, el cambio de estilo de vida, el sedentarismo y la alteración del ritmo pueden provocar períodos de insomnio y síntomas de somnolencia en determinados momentos del día”, explica la doctora Dalva Poyares, investigadora del Instituto do Sono de Sao Paulo (Brasil).

El sueño tiene dos reguladores principales: el primero es el ciclo de luz y oscuridad, y el segundo es el cansancio. Hernando Pérez, neurólogo del Centro de Neurología Avanzada de España, explica cómo se ven afectados los reguladores: “si la gente se despierta más tarde durante la cuarentena, pierde parte de la luz del sol de la mañana; por otro lado, el hecho de que estén encerrados y hagan menos actividad física genera menos cansancio, lo que afectará su sueño”.

Valorar el sueño

El Dr. Geraldo Rizzo, especialista en neurología, neurofisiología y medicina del sueño, es enfático en la cuestión de la importancia y el valor que se da al sueño para la calidad de vida. “La gente se preocupa por la dieta, por la actividad física, por tratar de mantener su peso, contratan a un entrenador personal, pero muy pocas se preocupan por su calidad de sueño”, explica.

Según el especialista, Brasil vive en una sociedad de 24 horas, en la que la rutina y los eventos ocurren tarde, lo que impide el sueño: “…una devaluación del dormir que acaba por convertirse en el principal obstáculo en el tratamiento o reconocimiento de los trastornos del sueño, tanto por parte de médicos como de pacientes”, apunta.

El sueño es un proceso biológico crítico para la salud física y mental que sirve como un elemento importante para habilitar el sistema inmunológico, expandir la capacidad cognitiva, mejorar el estado de ánimo y la salud mental en su conjunto.

El sueño y la pandemia

Cuando el aumento de casos de covid-19 resultó en aislamiento social y cuarentena, la rutina de la mayoría de las personas se vio afectada, lo que creó la necesidad y, para muchos, la dificultad, de tener una buena noche de sueño. Seleccionamos algunos aspectos relacionados con el sueño que aumentarán durante la pandemia y que pueden ser comunes entre los pacientes, según un artículo de la cadena BBC News:

  • Más horas de sueño: los dispositivos de salud indican que hay personas que están experimentando un aumento promedio de horas de sueño por noche, sin que necesariamente sea un descanso de alta calidad;
  • Sueños extraños o pesadillas: debidos, probablemente, al aumento del estrés y de la ansiedad. El Centro de Investigación en Neurociencias de Lyon, Francia, registró un aumento del 35% en el recuerdo de los sueños y un aumento del 15% en los sueños negativos. Otra teoría dice que, debido a los días repetitivos y tediosos, el cerebro se adentra en el subconsciente en busca de imágenes y a menudo, produce sorpresas;
  • Irritabilidad: las circunstancias de la pandemia generan desmotivación, desinterés y falta de energía, lo que aumenta el grado de irritabilidad o impotencia;
  • Dificultad para concentrarse: el hecho de no tener que moverse o cambiarse de ropa por una rutina más concreta, además de la alta carga de demandas domésticas que antes no eran una prioridad, genera problemas de concentración;
  • Dificultad para dormir: el estrés y las incertidumbres de la pandemia son difíciles de soportar, provocan poco o ningún sueño y desencadenan una serie de trastornos;
  • Somnolencia excesiva: en oposición al insomnio, las preocupaciones excesivas pueden generar hipersomnia;
  • Microdespertares: la falta de tranquilidad puede incrementar la ocurrencia de microdespertares entre ciclos de sueño, o despertar temprano, lo que impacta la calidad del sueño y la recuperación para el día siguiente.

Problemas crónicos

Para los pacientes con problemas crónicos previos, como apnea obstructiva del sueño y los que utilizan dispositivos de “presión positiva continua en las vías respiratorias” (CPAP), la recomendación es reevaluar la continuidad del tratamiento con su especialista. Si los pacientes deciden seguir usándolo, es necesario invertir en un cuidado extra en la limpieza del equipo, ya que los dispositivos pueden ayudar a transmitir el virus con mayor facilidad.

Ante las incertidumbres sobre los nuevos rumbos y consecuencias de la pandemia, una cosa es cierta: las quejas sobre el sueño aumentan y la tendencia es que aumente la búsqueda de asistencia médica especializada.

Sleepvirtual cuenta con un completo portafolio de soluciones de diagnóstico orientadas al campo de la medicina del sueño, con un software fácil de operar y con un equipo de soporte listo para atender a los clientes, responder preguntas y resolver problemas las 24 horas del día.

Referencias:

Leave a comment

Abrir chat
¡Bienvenido ! A Neurovirtual, estamos felices de atenderte. Soy Angie Medellin, tu asesor virtual. Te guiaré y atenderé tus solicitudes, cotizaciones, compra de insumos y otros requerimientos
Recuerda, que haciendo uso de este servicio, agilizas tus solicitudes dándote prioridad para respuesta inmediata
Escribe tu requerimiento y en breve te daremos respuesta